Clonación de Tarjetas

Los defraudadores son exitosos cuando se encuentran con personas inteligentes que creen que nadie los puede engañar.

La gran mayoría de los fraudes que cometen los delincuentes, es por las facilidades que tienen para apoderarse de la información de las personas.

Los estafadores no se detendrán ante nada para conseguir toda su información personal. Sus estafas pueden ser inteligentes, pero no lo suficiente si usted sabe cómo funcionan y cómo evitarlas.

Para su prevención, enlistaremos las formas más usuales que utilizan los estafadores y ladrones para despojarlo de su patrimonio.

Tarjetas de crédito o débito.

El fraude más común, es en el uso de tarjetas de crédito o débito, donde los ladrones se apoderan de su información, duplican su tarjeta, o lo despojan de su dinero. En este ámbito se estima la comisión de 155,000 fraudes mensuales.

La banda electrónica que tienen sus tarjetas contiene toda la información y datos bancarios, por lo que, si se la “clonan”, podrán perpetrarle fraudes por el valor de su crédito o del saldo que tenga en su cuenta de cheques, además del que se puede cometer al realizar compras.

Las tarjetas que cuentan con un “chip”, son más difíciles de copiar; pero cuidado, pues también cuentan con la banda magnética que pueden duplicar, deles el mismo cuidado a las dos, ya que no existe garantía de que no las falsifiquen.

Recomendaciones.

Cuando tenga que pagar con la tarjeta de crédito o débito, manténgala siempre a la vista, de preferencia que sea con terminal electrónica, ya que en cualquier momento se la pueden cambiar y darle una igual que no es suya. Una vez que la reciba, verifique su autenticidad, memorizando los últimos cuatro números para reconocerla fácilmente.

Si la tarjeta quedó fuera de su vista, solicite a quien se la entregó su nombre completo y una identificación, para anotarlo en el recibo que le entregan. Si se la llegara a “clonar”, usted tendrá herramientas para esclarecer el hecho.

Recuerde que muchas tarjetas no tienen su nombre, por tal motivo, debe memorizar los últimos números para su identificación. En las tiendas de autoservicio o grandes almacenes, hay una gran cantidad de empleados que reciben su tarjeta, realizan el cobro y le devuelven otra similar que esta desactivada, para realizar compras o disponer de efectivo con su tarjeta.

Considere que en los comercios el 95% de los empleados son honestos, el resto tienden a ser deshonestos, ambos pueden brindarle el servicio; por lo que, lo mejor es mantenerse alerta y verificar que sea la tarjeta que usted entrego.

Si al pagar, le dicen que su “no paso”, solicite el comprobante de rechazo y revise que no tenga cargos, pida que se identifique el empleado y anote su nombre.

Cuanto esto ocurre, normalmente le piden que entregue otra tarjeta o pague en efectivo, con esto buscan evitar que se dé cuenta de que le cobraron doble.

Lo que va a hacer el empleado es representar en su caja el recibo de su tarjeta y el dinero que le cobró en efectivo se lo guarda con esto, el que aparecerá como responsable es el establecimiento.

Verifique que le empleado a quien le entrega su tarjeta, no lleve en la mano objetos extraños, que le permitan ocultar algo, o que cuando reciba la tarjeta se le lleve la mano de la bolsa. Existe un dispositivo que se denomina “skimmers” con el que le pueden copiar su información y posterior mente duplicar su tarjeta.

Este dispositivo permite duplicar tarjetas de crédito o en 15 segundos. Los delincuentes utilizan diferentes tipos de dispositivos electrónicos para clonar las tarjetas. El duplicar la tarjeta es muy fácil y realizar compras por internet es totalmente posible.

Cuando pague en un restaurante con tarjeta, verifique que la cantidad que usted expresó de propina corresponda a la que el mesero le cobró, en muchas ocasiones la alteran con una cifra mayor.

Evite que, al pagar, el empleado se percate que tiene en su poder varias tarjetas de crédito o débito, esto incentiva a que le pidan que pague con otra y realizarle doble cargo. Invariablemente cuando pague con tarjeta, revise el recibo impreso de la maquina con que la hicieron el cargo, pueden haberle alterado el valor de lo adquirido y usted firmarlo inadvertidamente. Una vez que lo firme no podrá reclamar nada.

Siempre conserve todos los recibos impresos de los pagos que realice con tarjeta, para que posteriormente, los coteje con el estado de cuenta que le envié su banco; así podrá llevar un control exacto e identificar si le hicieron algún cargo fraudulento.

Nunca proporcione los números confidenciales de sus tarjetas. Una persona le puede llamar para decirle que se está investigando un posible fraude, sin pedirle su nombre o número de tarjeta, únicamente le solicita el número confidencial. NO proporcione ningún dato, porque los delincuentes pueden comprar las bases de datos de las tarjetas, pero no tienen el numero confidencial, que es con el que comenten los fraudes.

Busqué activar el servicio de alerta con el banco emisor de sus tarjetas, para que éste le envié mensajes de correo electrónico cuando se produzca algún tipo de transacción; esto le informará si terceros se encuentran utilizando su cuenta.

Si tiene activado un servicio por internet revise diariamente los movimientos que realizaron en su cuenta para detectar algún cobro indebido y poder reclamar lo más rápido posible. Si al revisar su estado de cuenta, existen cargos que no reconoce, acuda a su banco los más pronto posible y solicite la cancelación de la misma.

Cuando presuma que ha sido víctima de fraude, se recomienda cambiar de manera inmediata el plástico o número de cuenta.

Busqué activar el servicio de alerta con el banco emisor de sus tarjetas, para que éste le envié mensajes de correo electrónico cuando se produzca algún tipo de transacción; esto le informará si terceros se encuentran utilizando su cuenta.

Si tiene activado un servicio por internet revise diariamente los movimientos que se realizaron en su cuenta para detectar algún cobro indebido y poder reclamar lo más rápido posible. Si al revisar su estado de cuenta, existen cargos que no reconoce, acuda a su banco lo más pronto posible y solicite la cancelación de la misma.

Cuando presuma que ha sido víctima de fraude, se recomienda cambiar de manera inmediata el plástico o número de cuenta. Si su tarjeta de crédito o débito es robada, cancélala de inmediato. Procure tener los datos de sus tarjetas en un lugar seguro ya que se los pedirán para la cancelación, anote también el número telefónico para cancelaciones.

Invariablemente destruya la tarjeta que le fue clonada, si es posible, frente a un funcionario bancario.

Procure cancelar por escrito, las tarjetas que fueron clonadas y recabe la firma de un funcionario del banco como aprobación de la cancelación; con esto, se protegerá de un nuevo fraude.

Guarde invariablemente en un lugar seguro los estados de cuenta de sus tarjetas. En estos documentos se encuentra toda la información con la que le pueden cometer fraudes y robar su identidad.

De acuerdo a información proporcionada por CONDUCEF, anualmente se registran un millón novecientos mil fraudes con tarjetas, lo que representa 5,180 fraudes en un día. Evite ser parte de esta estadística.

Recuerde

El robo y el hurto en las calles, lo pueden despojar del patrimonio que lleva consigo, pero el fraude con tarjetas de crédito o débito, lo puede despojar de todo lo que tiene y hasta generarle una deuda que no contrajo.

Consejos para Comerciantes

Evite ser víctima de fraude en las compras

Alerta con compradores nuevos Todo cliente nuevo representa un riesgo, por lo que debe solicitar invariablemente que le muestre una identificación, considere si el monto de lo adquirido corresponde a una compra normal, de su clientela, o está buscando artículos que se puedan revender, si desconfía solicite un teléfono fijo de referencia y llame.

Acerca del autor
Generic placeholder image
José Luis Rojo y Arabi
Presidente de Grupo Corporativo Diamante e IFPO México y Latinoamérica, profesionista dedicado al servicio de la seguridad integral.