Problemas de seguridad dentro de su banco

Si bien es cierto que la gran mayoría de los empleados bancarios son honestos, también existen unos que no lo son. Estos actúan y operan bajo un disfraz prácticamente indetectable, siempre bajo la consideración que su banco los protegerá.

Considere que cuando realiza una operación por medio electrónico, tiene que accesar su número de cuenta, su password o NIP (número de identificación personal), así como los números que cambian cada minuto en su “token”, pero cuando asiste a la sucursal bancaria, el cajero no le pide más que su número de cuenta para realizar cualquier operación, sin que tenga que proporcionar clave de acceso o datos del “token”, este empleado tiene el poder y capacidad para hacer cualquier operación.

Para proteger su dinero, solicite que su cuenta bancaria cuente con algunas restricciones, como:

Que sus operaciones de banca en línea sólo puedan realizarse a través de una IP (identificación única en los sistemas de cómputo) y se rechace la operación con cualquier otra IP.

Que no exceda de una cantidad determinada en compras o cheques girados. Que el banco consulte cuando traten de realizar cualquier tipo de transferencias. Que no se puedan realizar compras de una ciudad distinta a la que usted radica.

Que no exceda de una cantidad determinada en compras o cheques girados. Que el banco consulte cuando traten de realizar cualquier tipo de transferencias. Que no se puedan realizar compras de una ciudad distinta a la que usted radica.

Que exista una restricción para el monto de transacciones de dinero o se tenga que avisar al banco cuando se requieran realizar operaciones mayores.

Que no se pueden realizar operaciones de traspaso de dinero de una cuenta de tarjeta de crédito a una de cheques. Que le envíen notificación inmediata de cualquier operación que se realice con sus cuentas (cheques, ahorros, débito, crédito).

Que le envíen alertas a su celular, en caso de operaciones dudosas con sus tarjetas de crédito o débito. Que no se puedan pagar cheques por cantidades mayores a las que usted preestablezca.

Especifique que no se puedan hacer traspasos de cuentas de inversión a cuentas de cheques, diferentes a la del titular de la misma y previa autorización telefónica o personal del cuentahabiente; donde se emita un número de seguridad de la operación. Si recibe una tarjeta de crédito que nunca solicitó, acuda de inmediato al banco emisor y solicite la cancelación inmediata, lleve una carta donde manifieste que esta tarjeta no es suya, y que el gerente de la sucursal firme de recibido.

Investigue en internet o con sus amigos y familiares cuál es, a su parecer, el banco con mayor número de reclamos por fraude en sus cuentas de ser necesario cambie de banco.

Recuerde: los empleados de los bancos tienen acceso a toda su información, no requieren claves, password, token, o NIP. Pero, si tienen acceso a sus estados de cuenta y pueden realizar transacciones, por esto, es muy importante que su dinero lo guarde en la institución que le garantice la seguridad de su patrimonio.

Cuando por necesidad tenga que realizar retiros de dinero de sumas considerables, mantenga su atención en los movimientos de los cajeros; si detecta que se presenta cualquier situación extraña o anormal, manténgase alerta y extreme sus precauciones al salir de la sucursal bancaria.

En la mayoría de los asaltos a cuentahabientes que retiraron dinero en efectivo, los asaltantes sabían la cantidad exacta de lo que retiraron. No existe ningún medio por el que se pudieron enterar, sin que alguien les hubiera avisado.

Recuerde: “No existen los asaltantes adivinos”

Prevención en el manejo de chequeras.

Una situación que se presenta con regularidad, consiste en: cuando una persona va a cambiar un cheque al banco, le indican que la firma no corresponde, que los trazos no son iguales, aun cuando el emisor es el titular. Esto debido a que, no se puede reproducir una firma en forma exacta.

Sin embargo, cuando a una persona le roban uno o varios cheques, invariablemente los cheques son cobrados y validados por los ejecutivos de los bancos que tienen personal deshonesto. Ya que tienen la imagen de la firma y la pueden reproducir o falsificar fácilmente es importante que por ningún motivo se tenga una chequera desprotegida, se debe guardar en un lugar seguro y fuera del alcance de terceras.

Nunca deje su chequera en un portafolios dentro del vehículo, los valet parking pueden revisarlo y retirar cheques del final o en medio de la chequera. Procure que, cuando entregue un cheque a otra persona, este sea para “abono en cuenta”, con esto evitará que lo alteren para incrementar la cantidad de emisión.

Cuando reciba una chequera nueva en el banco, revísela perfectamente, y cuente el número de cheques que contiene. Con esto evitará que se la entreguen con faltantes de cheques, los cuáles serán fácilmente cobrables.

Evite en lo posible emitir cheques al portador, si se llegan a extraviar o si se los llegan a robar, los podrán cambiar sin problema alguno.

Lleve un registro de los cheques que emite y cotéjelo invariablemente con su estado de cuenta, así podrá detectar cualquier anomalía que se presente.

Cuando detecte o le informen que su cuenta de cheques, inversión o tarjeta de crédito tienen cargos que no reconoce, estos se pueden identificar como fraudulentos.

Se sugiere que siga con las siguientes recomendaciones:

Que hacer en caso de fraude en cuentas bancarias

Notifique de inmediato a su banco, indicándole al gerente que no reconoce esas operaciones, hágalo por escrito y recabe la firma de recibido.

Si le indican que tiene que ser a través del sistema telefónico insista en que le reciban la queja por escrito, y si no aceptan, envíela por correo certificado, aclare que también lo hará por medio del sistema telefónico.

A la vez solicite que el personal especializado del banco, realice una auditoría de su computadora para corroborar que usted no realizó la operación financiera.

Si el banco es socialmente responsable, indagará si usted fue defraudado, en este caso, le devolverán su dinero, pero si tiene conductas corruptas, no aceptará su responsabilidad y le negará la devolución de su dinero.

Si al término de la reclamación, el banco le negara la reposición de su dinero, tendrá que presentar su queja en la CONDUCEF, donde pasará por un proceso de 90 días hábiles teniendo que comparecer a las audiencias que le den. Es importante que nunca deje de asistir puntualmente a las audiencias, ya que deshecharan su caso por inasistencia o retardo.

Presente su reclamo ante la CONDUCEF, lo más detallado posible, manifestando: que no reconoce los cargos que le hicieron en cualquiera de sus cuentas, responsabilizando al banco donde se registró el hecho y solicitando en el mismo documento que el banco le presente las pruebas que lo deslinden de la responsabilidad.

Las pruebas que se deben solicitar son:

Dirección IP de la computadora donde presuntamente se realizó el fraude, si fue por internet. Video de la grabación del cajero automático, si el fraude fue por retiro de dinero en este sistema.

Copia de la bitácora del banco, donde se registran los ingresos a las cuentas de todos los cuentahabientes y es la forma como se puede demostrar el origen del fraude.

Número de cuenta y nombre del beneficiario a donde se transmitieron los fondos de dinero. Copia del resultado de la auditoría que se realizó a su computadora, donde se muestra si fue por mal uso del sistema, o no se registró el traspaso de dinero por parte de usted.

Es muy probable que, el personal del banco le indique que no pueden proporcionar la información de su cuenta, por apegarse al secreto bancario, lo que es totalmente falso. El Art 117 de la ley de instituciones de crédito, estable que:

“las instituciones de crédito en ningún caso podrán dar noticias o información de los depósitos servicios o cualquier tipo de operaciones, sino al depositante, deudor, titular o beneficiario que corresponda, a sus representantes legales o a quienes tengan otorgado para disponer de la cuenta.

Esto quiere decir que, si usted ha sido defraudado en su cuenta de cheques, ahorro, inversiones o de crédito, tiene toda la facultad que la ley le otorga para que le proporcionen esa información. De no entregársela, la negativa hará sospechosa la operación dentro del propio banco.

Haga valer su derecho ante los funcionarios del banco cuando solicite esa información. Acuda a la CONDUCEF, como órgano mediador, le debe apoyar con sus requerimientos. Solicite copia de todas las actuaciones para que en caso de que no le resuelvan su problema, pueda iniciar un procedimiento legal.

Acerca del autor
Generic placeholder image
José Luis Rojo y Arabi
Presidente de Grupo Corporativo Diamante e IFPO México y Latinoamérica, profesionista dedicado al servicio de la seguridad integral.